Síguenos por correo electrónico

14 de marzo de 2016

Reseña de La llave de Sarah de Tatiana de Rosnay (Beatris)

¡Hola a todos! Yo soy Beatris y en esta ocasión os traigo la reseña de La llave de Sarah escrito por Tatiana de Rosnay. Espero que os guste.
VISITAD MI PERFIL EN GOODREADS: Beatris (MUNDO LITERARIO)
INSTAGRAM: beatris_mora2
ANTERIOR RESEÑA EN EL BLOG (BEATRIS): Reseña de Percy Jackson y el ladrón del rayo de Rick Riordan
ANTERIOR RESEÑA EN EL BLOG (MELANI): Reseña de Coraline de Neil Gaiman

ENTRADA MÁS RECIENTE EN EL BLOG: Reseña de Coraline de Neil Gaiman (Melani)


Datos principales:
Título: La llave de Sarah
Título original: Elle's appelait Sarah
Saga: No
Autora: Tatiana de Rosnay
Páginas: 422
Editorial: Suma de letras
Sinopsis: París, julio de 1942. Las autoridades arrestan a 13.000 judíos ante la impasible mirada de los parisinos, que guardan silencio por miedo, indiferencia o simple interés, pues esperan ocupar las viviendas vacías.
El pequeño Michel se oculta en un armario para huir de la redada. Su hermana Sarah cierra la puerta para protegerle y se guarda la llave, pensando que va a regresar en unas horas. Sin embargo, el destino de los Starzynski es protagonizar una de las páginas más luctuosas de la historia gala. Los gendarmes confinan a los miles de detenidos durante cinco días en el Velódromo de Invierno, cerca de la Torre Eiffel, sin comida ni agua, un asunto deliberadamente silenciado y que por fin sale a la luz en esta novela. Después envían a las familias a un campo de concentración francés, y luego a Auschwitz.
París, mayo de 2002. Julia Jarmond, una periodista norteamericana afincada en Francia, recibe el encargo de preparar un reportaje con ocasión del sexagésimo aniversario de la redada. La reportera reconstruye el itinerario de los Starzynski y la lucha denodada de Sarah por salvar a su hermano, pero no podrá imaginar los derroteros que toma la investigación.
La epopeya de la niña judía será un ejemplo a seguir para Julia y para quienes han vivido marcados por el peso de la culpa. La llave de Sarah abre, entre otras cosas, la puerta de la redención.
Opinión personal: Este fue un libro que me prestó mi madre debido a que había visto su película y me había gustado bastante. Lo que más me echaba para atrás a la hora de leerlo es que temía que fuera tan triste como su adaptación y acerté en ello.
La portada de la edición que yo leí es la de la película y me gusta muchísimo más que la original que, en mi opinión, se caracteriza por ser horrible. Se nos muestra a la protagonista de las dos historias principales que nos son narradas y que se entrecruzan continuamente entre sí. Aún así sigue sin gustarme, la imagen de abajo no me parece apropiada para la portada de una novela y hubiera preferido solamente la de arriba.
La llave de Sarah se remonta a julio de 1942, el Velódromo de Invierno, la gran redada que ocurrió en Francia y que la mayor parte de la gente no conoce. La familia Starzynski es una de las familias judías que se ve arrestada pero la pequeña Sarah esconde a su hermanito Michelle en el armario con la esperanza de que no le hagan daño y con la idea de que regresarán en unas horas. Muy por el contrario se ve obligada a pasar por situaciones horribles debido a su condición social en aquella época. Mientras tanto en el 2002 la periodista Julia Jardmon debe de investigar respecto al Velódromo de Invierno y es entonces cuando descubre el pasado de Sarah y por todo lo que pasó durante julio de 1942.
Las historias de judíos me encantan, como ya sabéis todos los que seguís el blog. Sin duda lo que más me ha llamado la atención de la novela ha sido el acontecimiento del Velódromo de Invierno que hasta ver la película desconocía totalmente y del que la mayor parte de la gente no tiene constancia siendo uno de los acontecimientos más inhumanos que se pueden cometer.
Además, como muchos de vosotros podréis haber intuido no se trata de un libro feliz, ni mucho menos. Plantea una historia muy triste, no sólo la pasada sino también la futura debido a los enfrentamientos que se ve obligada a tener Julia con gente "tóxica" en su entorno. Muchas de las veces no os niego que me dieron ganas de echarme a llorar y se me aguaron los ojos en más de una ocasión. Tatiana de Rosnay supo sacar la empatía de todos nosotros en la piel ya sea de Julia o en la de Sarah, ésta última, obviamente, en mayor medida.
La historia presente me gustó, pero ahí se quedó. No es aburrida pero no es el prototipo de historia que me gusta leer. Sin embargo está muy bien logrado el como el pasado y el presente se unen formando una única historia y la mejor parte repercute en las últimas páginas de la novela donde se podría decir que hay una incógnita que resolver.
La historia pasada me gustó muchísimo más y me llegó bastante al corazón sobre todo teniendo en cuenta que es una niña la que pasó por todo ello y que niños/as como ella estuvieron también presentes en el Velódromo de Invierno. A pesar de todo creo que la novela está bastante bien y cumple con la función de entretener y la didáctica de presentar el nazismo en Francia pero le faltó algo para que le pudiera subir la calificación.
La narración de La llave de Sarah es bastante amena, sincera y perfecta para el ritmo de la novela.
Los personajes me gustaron mucho en general. Odié a Bertrand desde el primer momento en que apareció al igual que en la adaptación cinematográfica. Se trata de un personaje egoísta que mira únicamente por lo que le conviene y acepta comprender a los demás, irritante, molesto, con un sentido del humor burlesco que busca dejar en mal lugar a la otra persona y mejor no continúo porque esto se haría interminable.
Mamé es un personaje que me encantó, su personalidad me fascinó y es uno de los pocos miembros de la familia de Bertrand que me cayó bien.
Jules y su mujer serían mis personajes favoritos, me parecen súper valientes y llenos de bondad, con cada página que leía más me gustaban.
Por último Sarah es impresionante, su historia es de esas que dejan una huella en ti y que cuando la recuerdas saca tu lado más sensible, es el personaje más triste que he leído jamás y su evolución a lo largo de la novela está muy bien desarrollada.
 
y media.
(3'5/5 estrellas)
Tatiana de Rosnay:
 

Tráiler de la película:
Cita (¡CON SPOILERS!)
 ¿Dónde estás, mi pequeño Michel? Mi precioso Michel.
¿Dónde estás ahora?
¿Te acuerdas de mí?
Michel,
Soy Sarah, tu hermana.
La que nunca volvió. La que te dejó dentro del armario. La que creyó que estarías a salvo.
Michel,
Han pasado los años y aún guardo la llave.
La llave de nuestro escondite secreto.
Ya ves, la he conservado, acariciándola día  tras día, recordándote.
La guardo contigo desde el 16 de julio de 1942.
Aquí nadie sabe nada de la llave ni de ti.
Ni del armario.
Ni de nuestros padres.
Ni del campo.
Ni del verano de 1942.
Ni de quién soy en realidad.
Michel.
No ha pasado ni un solo día en que no haya pensado en ti.
O haya recordado el 26 de la calle Saintonge.
Llevo la carga de tu muerte como si llevara un hijo.
La llevaré hasta mi último día.
A veces me quiero morir.
No puedo soportar el peso de tu trance.
Del fin de mamá, del de papá.
Visiones de vagones para ganado conduciéndolos a su muerte.
Oigo el tren en mi cabeza, lo llevo oyendo una y otra vez durante los últimos treinta años.
No puedo soportar el peso de mi pasado.
Pero tampoco puedo deshacerme de la llave del armario.
Es la única cosa concreta que me queda de ti, aparte de tu tumba.
Michel.
¿Cómo puedo fingir ser otra persona?
¿Cómo puedo hacerles creer que soy otra mujer?
No, no puedo olvidar.
El estadio.
El campo.
El tren.
Jules y Geneviève.
Alain y Henriette.
Nicolas y Gaspard.
Mi pequeño no me hace olvidar. Le quiero, es mi hijo.
Mi marido no sabe quién soy.
No conoce mi historia.
Venir aquí ha sido un terrible error.
Pensé que podía cambiar. Pensé que podía dejarlo todo atrás.
Pero no puedo.
Los llevaron a Auschwitz. Los asesinaron.
Mi hermano. Él murió en el armario.
No me queda nada.
Pensé que me quedaba algo, pero me equivocaba.
No basta con un hijo y un marido.
Ellos no saben nada.
No saben quién soy.
Y nunca lo sabrán.
Michel.
En mis sueños apareces y me alcanzas.
Me coges de la mano y me llevas.
Esta vida es una carga para mí.
Miro la llave y te anhelo a ti, y al pasado.
Los días cómodos y sencillos antes de la guerra.
Sé que mis heridas nunca cicatrizarán.
Espero que mi hijo me perdone.
Él nunca sabrá.
Nadie lo sabrá.
Zakhor. Al Tichkah.
Recordar. Nunca Olvidar.
________________________________________________________________
Espero que os haya gustado. Recordad que yendo abajo tenéis el gadget de seguidores para seguirnos en nuestro blog Mundo Literario (arriba tenéis la suscripción por correo electrónico) y que próximamente Melani (la otra administradora del blog) también publicará algo. ¡Hasta la próxima! Os quiero. ¡UN BESO ENORME!
 
Beatris

No hay comentarios:

Publicar un comentario