Síguenos por correo electrónico

5 de julio de 2016

Reseña de The raven boys La profecía del cuervo de Maggie Stiefvater (Beatris)

¡Hola a todos! Yo soy Beatris en esta ocasión os traigo la reseña de The Raven boys La profecía del cuervo de Maggie Stiefvater. Os dejo con la reseña.
VISITAD MI PERFIL EN GOODREADS: Beatris (MUNDO LITERARIO)
INSTAGRAM: beatris_mora2

ANTERIOR RESEÑA EN EL BLOG (BEATRIS):Reseña de Los mundos perdidos de Alison Blix de Francesc Miralles
ANTERIOR RESEÑA EN EL BLOG (MELANI): Reseña de Pie de bruja de Carolina Andújar
ENTRADA MÁS RECIENTE EN EL BLOG: Reseña de Los mundos perdidos de Alison Blix (Beatris)



 

Datos principales:
Título: La profecía del cuervo
Título original: The Raven Boys
Saga: Sí, The Raven Boys (tetralogía) (libro 1/4)
Autora: Maggie Stiefvater
Páginas: 419
Editorial: SM
Sinopsis: Matarás a tu amor verdadero.
Blue no sabe cuántas veces le han dicho esto. Pero, como no cree en el amor verdadero, nunca lo ha considerado un problema.
Todo empieza a cambiar la noche de San Marcos. Blue, la única de su familia que no tiene facultades adivinatorias, acompaña a su tía al viejo cementerio para ver desfilar los espíritus de los que morirán en los próximos doce meses, y ve a uno de esos espíritus: un chico vestido con el inconfundible uniforme de la academia Aglionby, un jersey con un cuervo bordado.
Eso solo puede significar dos cosas: o es su amor verdadero, o lo va a matar.
Opinión personal: No fue difícil que este libro me llamara la atención. Tiene una portada realmente preciosa y un argumento original que captó mi atención desde el principio. Así pues, tras haber cosechado unas críticas fabulosas, lo vi en la librería y ¡debía ser mío! Tengo muchas ganas de hablaros sobre él así que, ¡allá vamos!
La portada, como ya comenté en el anterior párrafo, es muy bonita a pesar de mostrar una imagen sencilla. Nos muestra un cuervo (lo conoceremos más a fondo en la novela con el nombre de Sierra) y el símbolo de las líneas ley. Yo no tenía idea de la existencia de las líneas ley pero os aseguro que es un tema interesantísimo que se trata en al novela. El resto es más bien sencillo con un fondo blanco crema. Además, un detalle que llama la atención de (supongo) la mayoría de las personas es la especie de fuego color rosado rojizo que sale del cuervo. La combinación de colores y la ilustración me encantan y el lomo también se ve bonito.
Blue pertenece a una familia de médiums pero su poder es distinto y es que es capaz de hacer que con su sola presencia los poderes del resto de médiums se incrementen, despertando una energía mágica en el entorno. Desde que era pequeña su familia ha visto una profecía: Blue matará a su amor verdadero cuando le bese.
Todo cambia la noche de San Marcos en la que Blue tiene por tradición acompañar a su madre a la iglesia que bajo el manto de las estrellas y la luna está repleta de espíritus, los fantasmas de las personas que morirán cuando finalice el año. Esta vez son acompañadas por otra misteriosa médium. Blue no posee los poderes de su familia y, por tanto, no puede ver a los fantasma así que su sorpresa es monumental cuando es capaz de ver el fantasma de un chico de la academia Aglionby. Esto le cambia la vida a Blue ya que el haberle visto significa que; o es su amor verdadero, o lo va a matar.
 
La historia ha sido lo mejor de esta novela. Desde el principio recrea un ambiente que a mí me encanta ver tanto en novelas como en películas; un mundo realista que se confunde con la fantasía dándose las apariciones de médiums y temas paranormales. El mundo creado por la autora es fascinante, muy distinto a todo lo que he visto en otros libros y me encanta cómo ha sido tratada la magia.
Al principio cuesta bastante introducirse dentro de la novela ya que hay que acostumbrarse a la manera de escribir de Maggie Stiefvater y al tipo de historia. Por otro lado hay puntos en los que el ritmos se volvía lento y costaba un poco avanzar. Esos serían para mí los únicos puntos malos que tiene La profecía del cuervo.
De resto ha sido genial. Me encanta que Blue pese a ser el personaje principal no tiene unos poderes por encima del resto o siquiera grandiosos; es distinto y a mí me ha gustado ese cambio.
Otra sensación que he disfrutado mucho durante la lectura es el no saber que iba a encontrarme en la siguiente página. El objetivo que persigue la trama es inesperado, interesante y cuesta mucho pensar que vendrá a continuación. Una idea realmente buena. No sólo nos encontramos frente a una fantasía elaborada sino que tiene su dosis de misterio y al mismo tiempo los problemas realistas y familiares a los que se puede enfrentar un adolescente. Para mí ha sido la mezcla perfecta.
El final es un sin parar de emociones en el que no pude dejar de leer. Continuamente ocurrían cosas y aunque lo sentí un poco apresurado me gustó ese giro de los acontecimientos final ya que fue extraño e inesperado y la última frase, justo la última oración de esta novela me dejó impactada. A eso se le llama un final que te deja con la boca abierta, damas y caballeros.
Por si no se ha notado la historia me ha dejado con un gran sabor de boca en el que encontramos giros argumentales, una fantasía urbana bien entretejida, temas interesantes que no he visto que se hayan abordado con anterioridad y un final escalofriante.
Maggie Stiefvater escribe muy bien pero hay que acostumbrarse a su forma de narrar y es por esto que en las primeras páginas no te terminas de meter del todo en la historia. La autora se toma su tiempo tanto para las descripciones como para los diálogos que fluyen con toda naturalidad. Es una novela bien escrita.
Los personajes de esta novela son geniales. Cada uno de ellos cuenta con una voz propia y diferente a la del resto, una personalidad bien marcada y definitivamente tanto los chicos del cuervo como Blue se han ganado mi cariño.
Los chicos del cuervo, este grupo defintivamente me ha enamorado. Son cuatro chicos a los que les he cogido mucho cariño. Voy a hablar de ellos desde mi favorito hasta el que menos me ha gustado.
Adam es no sólo es mi chico del cuervo predilecto sino mi personaje preferido de toda la novela. Es un chico con una situación familiar muy delicada que me llegó al corazón, bastante tímido y reservado, valiente, con unos principios que pone siempre por delante y fue fácil para mí sentir simpatía hacia él.
Ronan es todo lo opuesto a Adam. Es rudo y hostil pero no deja de tener su corazón. Al principio no me terminaba de convencer pero después de haberle conocido en estas 419 páginas descubres como no es mala persona, tiene sus sentimientos y emociones y sus motivos por ser así. Además, no podía quedarme sin decir que hay una escena en la que Ronan hace algo por Adam que cambia radicalmente la vida de Adam a mejor y en esa parte yo estaba fangirleando muchísimo. Para quienes NO han leído el libro y NO quieres spoilearse no lean lo siguiente que voy a decir y pueden saltarse al siguiente párrafo. Para quienes SÍ han leído el libro o aquellas personas que les da igual spoilearse la escena a la que me refiero es cuando Ronan salta a defender a Adam cuando su padre le está pegando. Quizá Ronan y Adam no son los amigos más apegados del grupo pero en esa parte me quedó claro que en verdad sí se tienen su cariño el uno al otro.
 
 
Continúo con Noah. Noah es un chico bastante misterioso del que comenzamos a saber más cosas más o menos a partir de la mitad del libro. Tiene una personalidad reservada y callada y tiene un cierto toque dulce que me encandiló.
Por último, el chico del cuervo que menos me gustó, aunque no por ello me desagrada, es Gansey. Y créanme, le tengo cariño a Gansey. Su actitud paternal con el resto de chicos del grupo me enterneció, se nota que quiere a las personas de su entorno y todas aquellas partes en las que hacía un montón de cosas para ayudar a Ronan me hicieron apreciarle aún más. Es valiente y astuto además de ser, obviamente, el líder. Pero se me hizo más fácil congeniar con el resto de chicos más fácilmente que con Gansey.
Por último, Blue. Es una protagonista que tiene su estilo y, al contrario que las protas de novelas juveniles que me estoy encontrando últimamente, tiene su estilo y su forma de ser. Las personas de su entorno también me parecieron curiosas y le agregaban un toque onírico genial al libro.
En definitiva, un libro altamente recomendable. Si os gusta la fantasía, leedlo.
(4/5 estrellas)
Maggie Stiefvater:

 

Cita:
Ser Adam Parrish era complicado. Ser aquella maravilla de músculos y órganos, conexiones sinápticas y terminaciones nerviosas: un milagro de resortes y engranajes. Ser Adam Parrish era sobrevivir. Sin embargo, lo que él consideraba más importante se resumía en una idea: la libertad para decidir, para ser dueño y señor de sí mismo.
En el fondo, eso era lo que contaba. 
Lo que había contado desde el principio.  
Lo que significaba ser Adam.  
 ________________________________________________________________
Espero que os haya gustado. Recordad que yendo abajo tenéis el gadget de seguidores para seguirnos en nuestro blog Mundo Literario (arriba tenéis la suscripción por correo electrónico) y que próximamente Melani (la otra administradora del blog) también publicará algo. ¡Hasta la próxima! Os quiero. ¡UN BESO ENORME!
Beatris
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario