Síguenos por correo electrónico

24 de junio de 2017

Reseña de Harry Potter y el legado maldito de Jack Thorne y John Tiffany (Beatris)

¡Hola a todos! Yo soy Beatris y en esta ocasión os traigo la reseña de Harry Potter y el legado maldito basado en una idea original de J.K. Rowling y escrito por Jack Thorne y John Tiffany. Os dejo con la reseña.
VISITAD MI PERFIL EN GOODREADS: Beatris (MUNDO LITERARIO)
INSTAGRAM: @beatris_mora2
AMINO (¡EN LA COMUNIDAD LIBROS AMINO!): @beatris_mora2
PÁGINA DE FACEBOOK: Melani Beatris Mora
PINTEREST: @beatris_mora2
ANTERIOR RESEÑA EN EL BLOG (BEATRIS): Reseña de Los enigmas de Leonardo de Marisol Ortiz de Zárate
ANTERIOR RESEÑA EN EL BLOG (MELANI): Opinión Impopular: Reseña Sueña de Lisa Macmann.
ENTRADA MÁS RECIENTE EN EL BLOG: Reseña de Los enigmas de Leonardo de Marisol Ortiz de Zárate (Beatris)
Datos principales:
Título: Harry Potter y el legado maldito
Título original: Harry Potter and the cursed child 
Saga: Sí (libro complementario a la saga de Harry Potter) (libro 8/8)
Autores: Basada en una historia original de J.K. Rowling y escrito por John Tiffany y Jack Thorne
Páginas: 336
Editorial: Salamandra
Sinopsis: Siempre fue difícil ser Harry Potter y no es mucho más fácil ahora que es un empleado con exceso de trabajo del Ministerio de Magia, un marido y padre de tres niños en edad escolar.
Mientras Harry se enfrenta con un pasado que se niega a permanecer donde pertenece, su hijo menor Albus debe luchar con el peso de una herencia familiar que nunca quiso. Como el pasado y el presente se fusionan ominosamente, padre e hijo descubren una verdad incómoda: a veces, la oscuridad viene de lugares inesperados.
Opinión personal: Antes de comenzar esta reseña, quisiera aclarar una cosa. Este libro no está escrito por J.K. Rowling, sino basado en la historia y los personajes de su saga Harry Potter. Jack Thorne y John Tiffanny hicieron un guión para una obra de teatro todavía vigente en Londres. Así que este libro no es más que el guión de la actuación en formato libro. Tiene acotaciones, diálogos y todo lo que este tipo de lectura implica. 
En cuanto me enteré de que saldría a la venta este libro, estaba muy emocionada y a la vez un poco asustada porque me pudiera decepcionar. A los pocos días de salir a la venta en español, mi tío regresó de un viaje y me lo regaló. Dejé todo lo que estaba leyendo y comencé con esta novela. Me ha dejado un buen sabor de boca, si bien le he encontrado ciertos fallos. 
Me gusta mucho la gama de colores amarillos que han utilizado para el diseño de la portada. Del mismo modo, el concepto de un niño metido dentro de un nido que simula ser una snitch gracias a unas alas a ambos lados, me parece una idea muy buena. El lomo luce bonito a la hora de colocarlo en la estantería, repisa, armario (o lo que sea que utilicen para guardar sus libros xD). El libro sin la sobrecubierta es de un color gris y blanco, la combinación me resulta bastante bonita además de que, al tacto, es una mezcla entre suavidad y rugosidad bastante curiosa. 
Albus, uno de los hijos de Harry Potter y Ginny Weasley, acude a la Escuela Hogwarts de Magia y Hechicería. Lejos de las expectativas de la gente al tratarse del hijo del mago más poderoso de la década, Albus es pésimo en magia y su mejor y único amigo es Scorpius Malfoy, el hijo de Draco Malfoy. En su cuarto año, Albus quiere remediar un error del pasado y convencerá a Scorpius para que le ayude. Así, ambos se verán envueltos, en una serie de sucesos rocambolescos y que abrirán viejas heridas y quizás puedan restaurar el futuro. 
Uno de los factores más destacables de Harry Potter y el legado maldito es la relación entre Harry y su hijo Albus. Es un vínculo muy complicado porque, a pesar de que se quieren, tienen maneras de actuar y de pensar completamente diferentes, que les llevan a continuas discusiones y disputas. Albus se siente incomprendido, y Harry no es capaz de entenderle. El modo en que se trata esta relación parental más bien poco conveniente es bastante acertado porque muestra como ambas partes tienen parte de razón y, al mismo tiempo, se equivocan en otros aspectos. El final que se le da, aunque pueda ser un poco agridulce, creo que es realista y lo deja abierto para que cada lector pueda hacerse una idea de qué sucederá.
Tengo que decir que la manera en que los personajes interactúan y se relacionan los unos con los otros me gustó muchísimo. Cada relación tiene una razón de ser, una base y se va desarrollando, aportando muchas perspectivas diferentes. 
La nueva trama que nos propone la obra de teatro no me la hubiera esperado nunca. Sabía que trataba el tema de los viajes en el tiempo pero no tenía claro por qué lo iba a hacer. El argumento es interesante, el desarrollo también lo es, y al final todo se vuelve una locura. Eso es un resumen rápido y sencillo de cómo va la novela. Tiene una idea buena, varios puntos a tratar que son súper entretenidos además de que lleva un ritmo buenísimo, en ningún momento te aburres y logras engancharte de inmediato a la lectura. Hacia el final empiezan a ocurrir giros argumentales que cumplen la función de ser sorprendentes, ya no tanto de ser realistas. Y es que hay pequeños detalles que se van acumulando hasta formar agujeros en la trama, fallos que no tienen sentido dentro del mundo de Harry Potter ya que contradicen datos de los libros escritos por J.K. Rowling. Tampoco voy a exagerar, son pequeños detalles, esto no hace que el libro sea una pérdida de tiempo pero sí es un error importante a tener en cuenta y que afecta a la calificación que le puedes poner a la historia. Esto no es lo único por lo que digo que el final es un poco locura, otra cosa que no me agradó fue la "batalla" final. Sinceramente, la vi algo ridícula y con una resolución extremadamente sencilla. Quiero decir, hasta hace unas páginas los personajes estaban preocupadísimos por un problema en concreto y, con el paso de un par de capítulos, el asunto se soluciona y todos salen victoriosos. No es creíble, ni siquiera dentro de una historia de ficción. 
Una cosa curiosa con respecto a las acotaciones es que, aunque a fin de cuentas su función es informar sobre el escenario y las acciones, a veces, dependiendo del tipo de escena del cual estemos hablando, se parecen un poco más a la narrativa y profundizan en los sentimientos y expresiones faciales de los personajes. Esto le proporciona una visión mucho más completa a la obra de teatro y le aporta más sensibilidad y dramatismo a aquellos momentos que realmente lo requieren. 
Algo que detesté de este libro es que el personaje de Ron tiene un cambio enorme con respecto a la saga original. Cambiaron su personalidad, sus bromas, su actitud y la sustituyeron por un personaje para nada convincente. El Ron de este libro es tonto, bromista, sin mucho valor para ser un Gryffindor y demasiado caricaturizado. El concepto que yo tengo de Ron Weasley es que es un personaje muy divertido, tiene ciertas actuaciones algo tontas pero que al mismo tiempo están fundamentadas por su falta de confianza y todos esos miedos que ya habíamos visto en Harry Potter y las reliquias de la muerte. En ningún le he considero un personaje bobo, puede que no sea el más avispado, pero sí es inteligente y tiene el suficiente valor y coraje para enfrentarse a las situaciones. La caracterización que han querido darle no se acerca en nada al personaje creado por J.K. Rowling, que es uno de mis favoritos. 
Todo lo contrario ocurre con el personaje de Draco. Lo interesante de este personaje en la saga de Harry Potter es que sabemos bastante bien cómo debe de sentirse y, aún así, siempre se mantiene bajo un halo de misterio y nunca llegamos a conocerlo del todo. Me han encantado sus frases (no bromeo cuando digo que la mayor parte de mis post-it se han condensado en frases de Draco Malfoy), su modo de actuar en algunas situaciones y cómo habla de su pasado y de su esposa. Se llega a tener una visión mucho más amplia y convincente del padre de familia de los Malfoy. 
En cuanto al dueto que se forma. Albus es muy diferente a su padre, lo cual creo que ha sido del todo acertado. Scorpius es un personaje que merece la pena conocer. Tiene un corazón de oro, sus diálogos pueden sacarte más de una sonrisa al igual que destrozarte el corazón. Rose no me cayó para nada bien, es una niña prepotente que se enfada por todo y tampoco es que tenga tanta importancia dentro de la historia. Sin embargo, los intentos de Scorpius por enamorarla sí me parecieron divertidísimos y era ahí donde más se notaba el choque de personalidades. 
En sí estoy muy contenta con los nuevos personajes porque están bien caracterizados y construidos. En cuanto a los antiguos, Harry tiene un rol diferente que le da más dinamismo y diversidad a lo que es Harry Potter; Ron, como ya he dicho, es un completo desastre y en cuanto a los personajes antiguos que vuelven a aparecer, estoy contenta con cada uno de ellos porque se han mantenido fieles a sus características originales o, como es el caso de Draco y Ginny, se les ha dado más protagonismo y han conseguido resaltar por encima del resto. 
(4/5 estrellas)
J.K. Rowling:
Jack Thorne:
John Tiffany:
Cita:
Mi padre creía que me protegía. Casi siempre. Llega un momento en que tienes que elegir qué clase de hombre quieres ser. Y creo que, cuando llega ese momento, necesitas tener cerca a un padre o un amigo. Y si para entonces has aprendido a odiar a tu padre y no tienes amigos. . . estás solo. Y estar solo. . . es muy duro. Yo estaba solo. Y estar solo me condujo a un sitio muy oscuro. Donde pasé mucho tiempo. Tom Ryddle también fue un niño solitario. Puede que tu no lo entiendas, Harry, pero yo sí, y me parece que Ginny también. 
Espero que os haya gustado. Recordad que yendo abajo tenéis el gadget de seguidores para seguirnos en nuestro blog Mundo Literario (arriba tenéis la suscripción por correo electrónico) y que próximamente Melani (la otra administradora del blog) también publicará algo. ¡Hasta la próxima! Os quiero. ¡UN BESO ENORME!
Beatris

No hay comentarios:

Publicar un comentario