Síguenos por correo electrónico

3 de junio de 2016

Reseña de Cada día cuenta de Yauci Manuel Fernández (Beatris)

¡Hola a todos! Yo soy Beatris y en esta ocasión os traigo la reseña de Cada día cuenta de Yauci Manuel Fernández. Os dejo con la reseña.
VISITAD MI PERFIL EN GOODREADS: Beatris (MUNDO LITERARIO)
INSTAGRAM: beatris_mora2
ANTERIOR RESEÑA EN EL BLOG (BEATRIS): Reseña de Los malos en matemáticas son invisibles de Pedro Sorela
ANTERIOR RESEÑA EN EL BLOG (MELANI): Reseña de Amy y Roger 5000 kilómetros para enamorarse de Morgan Matson
ENTRADA MÁS RECIENTE EN EL BLOG: Reseña de Los malos en matemáticas son invisibles de Pedro Sorela (Beatris)
 

Datos principales:
Título: Cada día cuenta
Título original: Cada día cuenta
Saga: No (autoconclusivo)
Autor: Yauci Manuel Fernández
Páginas: 205
Editorial: Esdrújula
Sinopsis: En ocasiones, vivimos sin vivir. Sucumbimos a la rutina sin darnos cuenta y nos convertimos en espectadores de nuestra historia.
Esto es lo que le ha ocurrido a Marc. Casado con Natalia y con una hija de nueve años, ya no es el hombre que era, y su mundo se hunde cuando su esposa decide separarse de él. Entonces comienza a darse cuenta de que no puede seguir viviendo como hasta ahora y, apoyado por su hermano, comete la locura de dejarlo todo y viajar al norte de Finlandia, en donde vive un viejo amigo. Allí tendrá que enfrentarse a una nueva vida pero, sobre todo, a sí mismo. Sufrirá el dolor de la culpabilidad por el abandono de su familia, la impotencia de saber que hay errores que no se pueden arreglar y el desconsuelo de la soledad. Pero también conocerá gente que le hará cambiar su visión del mundo, visitará lugares que nunca pudo haber imaginado y descubrirá que el amor va mucho más allá de la atracción.
Opinión personal: Después de leer La biblioteca de Emma (que ya está reseñado en el blog) tenía muchas ganas de continuar con más novelas de este autor. Además me hace mucha ilusión que, al igual que con La biblioteca de Emma también tengo firmado este libro. A pesar de que tenía unas expectativas algo altas (y eso que no suelo creármelas a la hora de leer una novela) Cada día cuenta no me ha decepcionado en lo absoluto y aunque de los dos libros mi favorito sigue siendo La biblioteca de Emma este también ha pasado a formar parte de mis libros preferidos.
La portada me encanta. Aunque es más bien sencilla muestra pequeños elementos relacionados con la historia y la idea del globo terráqueo en un primer plano a modo de monociclo me parece muy original a pesar de no guardar relación la historia. El único detalle que cambiaría es que la recomendación de Elvira Menéndez no estuviera en la portada sino en la contraportada.
Marc es un hombre que durante años ha estado sumido en la rutina de forma permanente. No ha vivido, a pesar de que científicamente vivir signifique respirar y que tu corazón lata para bombear sangre. Su esposa, Natalia, harta de la crisis de su marido decide tomar el divorcio. Toma esta decisión porque llegó un punto en que Marc dejó de preocuparse de ella y de su propia hija, Anabel, de tan solo nueve años. En ese momento cuando Marc se da cuenta de que durante años no ha estado viviendo, ha estado sumido en una rutina hasta límites inimaginables. Gracias a su hermano realiza un viaje hacia Finlandia en el que finalmente retoma su vida.
Sé que es complicado entender a que me refiero con "sumido en la rutina" así que os dejo con un párrafo del libro que creo que lo resume bastante bien:
Vivir no significa traicionar. No significa dejarse llevar por los impulsos sin pensar en las consecuencias. Tampoco significa obviar el futuro. Vivir significa dejarse llevar, aprender, disfrutar cada día como si fuera el primero, ser un niño y un anciano al mismo tiempo, dejarse enseñar para crecer.
Lo que más me ha gustado de Cada día cuenta es el mensaje que transmite. Es algo que no está muy explotado en la literatura, o por lo menos yo no lo había visto antes y es un tema muy cercano al lector ya que a cualquier persona le puede ocurrir. La forma en la que el autor lo ha tratado es muy natural y ha mostrado con bastante claridad las causas que ha tenido la crisis por la que ha pasado Marc en su situación, la de un hombre que lo ha perdido todo.
La historia es muy bonita. Creo que esta es la clase de libro que lees y con el que empiezas a valorar mucho más todo lo que te rodea, que te recuerda todas aquellas cosas que posees y que te hacen ser afortunado/a.
Se trata de un libro con una historia simple, realista, ágil y contada de una forma muy realista y cercana. A partir de la mitad de la novela se da un giro argumental que no esperaba para nada y, lo prometo, desde que salió no pude parar de llorar hasta que terminé la novela. Realmente el escritor consigue emocionarte con lo que redacta.
Otra cosa que me pareció bastante curiosa y que cuando la leí quedé sorprendida fue cuando aparece un personaje de La biblioteca de Emma, entrelazando así las dos historias (un poco, no demasiado). Es algo que seguro que les gustará a los lectores de La biblioteca de Emma.
La forma de escribir de Yauci Manuel Fernández me gusta muchísimo. Su estilo es bastante directo (lo que se agradece), con frases realmente preciosas (no bromeo cuando digo que que el libro tiene 23 post-it) Además, como ya dije, tiene un estilo muy cercano al lector y crea una voz en primera persona muy convincente.
Por último, me gustaría hablar de los personajes que en esta novela me han encantado.
Marc, nuestro protagonista a pesar de todos sus errores consiguió ganarse mi empatía y sentí mucha pena por él. Creo que es muy interesante ver la manera en la que descubre como es vivir. Además, adoro la relación que tienen él y Anabel, su hija, y el como su padre hace todo lo posible por hacerla feliz y así rectificar sus errores.
Anabel es una niña muy tierna, adorable y con la que lloré demasiado. Es un personaje muy dulce y enternecedor que supongo que a la mayor parte de los lectores/as les gustará.
Amanda fue un personaje que en un principio no me creó una buena impresión. Su personalidad no me terminaba de convencer durante sus primeras apariciones pero conforme fueron pasando las páginas logré entender su carácter tan excéntrico y extraño y me gustó bastante.
Ben no se queda atrás, es un hermano fantástico. Hace todo por su hermano y a pesar de ser más bien secundario en la novela consiguió ganarse mi afecto.


 
(5/5 estrellas)
Yauci Manuel Fernández:
 

Cita:
Se dice que quien está al borde de la muerte ve pasar su vida. Yo garantizo que no vi nada de eso. Es mucho más sencillo: recordé un momento, una escena, puede que la más importante. Era el instante que podía haber vuelto las tornas: <<¿Y vendrás a la playa este verano?>>. Qué dulzura en esa voz, qué inocencia de la niña a la que quiero más que a nada. Ella era la verdadera mujer de mi vida, por la que haría cualquier cosa, por la que iría a cualquier lugar del mundo.
La que despertó en mí las ganas de vivir. La que me hizo abrir los ojos.
Cita 2:
Cuando se vuelve a casa después de un día de aventuras es cuando se empieza a valorar todo lo que se ha hecho, a reflexionar. Todo en aquel lugar era muy distinto de lo que yo había vivido hasta entonces, pero a la vez, también era muy parecido. Tenía una sensación agradable. Sentía que podía seguir allí durante mucho tiempo si quisiera. Fue en aquel momento, mientras el agua caliente me caía por la cabeza, cuando me di cuenta de que mi vida podía ser lo que yo quisiera que fuera. Era yo quién decidía mi futuro. Puede que parezca trivial, pero no lo es en absoluto. La inercia de la rutina, a veces, la gran mayoría de las veces, es lo que impera en nuestros actos. Fue en aquel preciso instante cuando, por primera vez desde que había llegado a Finlandia, supe que estaba donde debía estar.
 ________________________________________________________________
Espero que os haya gustado. Recordad que yendo abajo tenéis el gadget de seguidores para seguirnos en nuestro blog Mundo Literario (arriba tenéis la suscripción por correo electrónico) y que próximamente Melani (la otra administradora del blog) también publicará algo. ¡Hasta la próxima! Os quiero. ¡UN BESO ENORME!
Beatris
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario