Síguenos por correo electrónico

24 de agosto de 2016

Reseña del manga Orange vol. 2 de Ichigo Takano (Beatris)

¡Hola a todos! Yo soy Beatris y en esta ocasión os traigo la reseña de Orange 2, la segunda parte de la saga de mangas que lleva por título Orange, escrita y dibujada por la mangaka Ichigo Takano. Os dejo con la reseña.
VISITAD MI PERFIL EN GOODREADS: Beatris (MUNDO LITERARIO)
INSTAGRAM: beatris_mora2
ANTERIOR RESEÑA EN EL BLOG (BEATRIS): Reseña de Generación Dead de Daniel Waters

 

Datos principales:
Título: Orange
Mangaka: Ichigo Takano
¿Existe anime?: Sí (en emisión).
Editorial: Tomodomo
Sinopsis: En la primavera de sus 16 años, Naho recibe una carta remitida por sí misma desde 10 años en el futuro en la que su yo de 26 años le pide que no cometa los mismos errores que ella cometió en el pasado. Si lo consigue, podría salvar a un nuevo compañero de clase, Kakeru, destinado a morir en un accidente antes de que termine el curso. Pero Kakeru comienza a salir con una chica de tercero llamada Ueda y a Naho cada vez se le hace más difícil acercarse a él. Suwa, que ve que Naho está pasando apuros, consigue darle un empujoncito para ayudarla a acortar distancias con Kakeru.
Por otra parte, diez años en el futuro, Naho y sus amigos se reúnen para abrir una cápsula del tiempo que enterraron cuando estaban en el instituto. Tras ver lo que hay en su interior, comienzan a preguntarse si no fue el propio Kakeru quien decidió acabar con su vida.
Opinión personal: El primer manga de esta serie me encantó, además de que tiene un significado especial para mí porque fue el primer manga que leí y se convirtió en uno de mis favoritos. Es por eso que tenía muchas ganas de continuar y, en cuanto encontré en una tienda que visito habitualmente, el segundo y tercer manga me los compré. En el mismo día, por la noche, releí el primer manga y ya había leído el segundo y el tercero y estaba llorando.
La portada no supera a la del primer manga. Es mucho más solitaria, fría, triste y melancólica. Esto se debe en gran parte a que aparecen los Naho, Suwa, Hagita, Azu y Takako del futuro y nos los chicos de instituto de la actualidad. Como ya sabemos, las escenas que se nos dan del futuro predominan por ese aire melancólico y de tristeza que empapa el ambiente. Eso lo han reflejado muy bien en la portada haciendo uso de colores no tan llamativos sino más fríos y que no llamen tanto la atención. Además, los rostros de los personajes están totalmente sin expresión. Por si fuera poco todo esto han incluido un paisaje en invierno que en conjunto crea una imagen muy sugerente de cómo va a ser el manga y una armonía bastante buena. En mi opinión, un gran trabajo.
Como habéis podido comprobar la sinopsis no da ningún aliciente de lo qué puedes seguir encontrando en este segundo manga y se trata de un resumen de los acontecimientos más trascendentales del tomo uno. También creo que es algo bastante complicado resumir la premisa de esta segunda parte porque sigue la línea de su antecesora. Sin embargo, voy a explicar una serie de sucesos de las primeras páginas del manga (prometo que no me estoy excediendo en dar información :P).
Naho ha reconocido sus sentimientos y sabe que está enamorada de Kakeru. Además, amigos como Suwa, Takako y Azu lo saben, aunque no porque ella se los haya confesado. Naho comienza a notar como el futuro de las cartas se va distanciando del suyo propio y considera esto como una evolución de que las cosas van a mejor.
Comienza a avanzar la relación entre Naho y Kakeru. Incluso llegan hasta el punto de quedar juntos en alguna que otra ocasión.
En una clase de ciencias los chicos reciben una lección acerca de los universos paralelos y es ahí cuando Naho comienza a preguntarse si, con tantas variantes, podrá llegar a salvar a Kakeru. Cambiar el futuro es más complicado de lo que todos pensamos.


 He estado ojeando el manga para rememorar bien todos los episodios acontecidos en este tomo. Comenzaré dando mi opinión de la historia.
El primer tomo fue muy introductorio en cuanto a la relación amorosa de Naho y Kakeru lo que yo, personalmente, considero como un punto muy bueno. En esta segunda parte los sentimientos de Naho evolucionan y es una relación que se desarrolla muy poco a poco, sin prisas, y que disfrutas cada momento.
Hacemos mayor hincapié en Kakeru y en todos los sentimientos que se empeña en esconder a sus amigos. Hay muchísimas escenas emotivas, con diálogos totalmente naturales y nada exagerados y que precisamente por eso logran emocionarte y, lo más importante de todo, logras comprender el sentimiento de culpa de Kakeru como si lo sintieras en tus propias carnes. Y es por eso mismo que te das cuenta de que la misión de Naho de lograr que Kakeru continúe en el futuro es mucho más complicada de lo que nos hacíamos una idea en el primer manga.
Algo que resalto notablemente de estos mangas son las reflexiones que se hacen. Sobre todo los mensajes son ayudar a la gente que te rodea todo lo que te sea posible y el arrepentimiento. Creo que Ichigo Takano da una visión realista y dura de todos estos temas.
Las escenas del futuro consiguen dar ese ambiente necesario para la historia, lo que significa perder a un ser querido y darte cuenta de que hay una parte que esa persona nunca te mostró. Esto da fe de ese dicho japonés que dice: Todo el mundo tiene tres caras. La primera cara es la que le muestras al mundo. La segunda cara solo se la muestras a los seres más cercanos. . . La última cara no se la muestras a nadie. Esa cara es exclusivamente para ti. Es el único y más real reflejo de quien eres. Es la que te da paz, o no te deja dormir.
También se nota una mayor participación de los amigos de Naho y Kakeru, sobre todo de Suwa. Es un grupo de amigos al que le he cogido muchísimo cariño, con diferentes personalidades, diferencias y puntos en común pero sobre todo unos lazos de amistad fuertes. Disfruté mucho de que se hicieran mayores interacciones con ellos incluso en puntos clave de la historia.
El final me dejó con la boca abierta. Es algo que no esperaba para nada y me dejó totalmente estupefacta. En seguida que lo leí cogí el tercer manga y empecé a leer porque NECESITABA saber que más iba a ocurrir a partir de ese momento.
Mantiene un ritmo constante y creo que hay una evolución en cuanto a la parte "emocional" de Orange. No se me hizo para nada aburrido y lo terminé bastante  rápido.
Para ser un manga, no se compone únicamente de diálogos sino que hay algunas partes escritas en prosa para tratar los sentimientos de Naho en ese tramo del manga. Éstas partes las disfruté totalmente y las considero necesarias porque siendo un manga con una profundidad sentimental tan fuerte considero justo que se deje translucir por más medios aparte de interacciones entre personajes.
La estética del manga me gusta mucho. Hay gente a la que le desagrada pero yo la veo bonita visualmente y siento que cada personaje tiene unos rasgos que lo hacen diferente al resto. Lo que sí admito que me exasperó un poco fue que Naho aparece casi todo el manga sonrojada.
Vamos a discutir el último punto para finalizar la reseña: los personajes. Let's go!
Naho tiene una personalidad muy marcada. Es tímida, reservada, humilde, bondadosa y no es rencorosa ni pierde los estribos. Esta tímidez de la que hablo es enorme y eso le da malas pasadas en ocasiones, y no sólo a la hora de expresar sus sentimientos amorosos por Kakeru. El personaje evoluciona en este aspecto un poco y es algo que es especialmente notable en la escena de los fuegos artificiales. Creo que la mangaka ha hecho bien la evolución de Naho ya que, la tímidez es algo que cuesta muchísimo trabajo superar y en especial en casos como el de Naho.
Kakeru muestra su faceta más sensible y ahondamos más en el personaje. Es inevitable cogerle cariño y sentir compasión y empatía hacia su situación. Pero es de esa clase de personajes que cuesta trabajo conocer del todo porque ni siquiera la gente más allegada a él conoce sus deseos más profundos. Es un personaje bastante bueno y se ha aprovechado bien.
Suwa es. . . No puedo expresar bien el cariño que le tengo a este personaje. Antes de leer este manga mi favorita del grupo era Naho, quizá porque me sentía identificada con ella. Después de leer este y el tercero he llegado a la conclusión de que Suwa tomó el puesto de Naho. Le conocemos mucho mejor en este segundo tomo. Descubrimos algo sobre él que a mí me impresionó de cierta forma porque aunque tenía mis sospechas era algo que no tenía del todo claro. Es fantástico en el sentido de que hace cosas por las personas que quiere que son dignas que admiración y, muchas veces, en la vida real, no somos capaces de actuar como Suwa.
Azu es, por así decirlo, la "chispa" del grupo. La chica enérgica, dinámica, graciosa, bromista y guapa. Es la clase de personaje que te alegra con solo su presencia y al que resulta destrozador verle sufrir. Tiene una personalidad bien definida y, al igual que a todos los miembros del grupo, le tengo cariño.
Takako me gusta asecas. No le tengo especial cariño, aunque sí un poco. Es la más plana en cuanto a personalidad del grupo, pero ello no quiere decir que no la tiene, porque la tiene. Es dura pero agradable con la gente que le rodea y también buena con sus amigos.
Hagita es el chico inteligente, gracioso a su manera y excéntrico del grupo. Es por todas estas características que choca mucho con Azu (son adorables esos dos <3). Todavía se mantiene un tanto más apartado pero es esa presencia divertida sin pretenderlo la que hace que le profesemos cariño.
Y con esto termino mi reseña de "Orange vol. 2" de Ichigo Takano.
¿Lo habéis leído?
Si es así, ¿qué os ha parecido?
¿Lo queréis leer?
COMENTADME.

(5/5 estrellas)
Cita:
"Arrepentirse" es saber que has sido un cobarde y avergonzarte del pasado. Es no haber hecho aquello que sabías que eras capaz de hacer.
Eso es lo que significa "arrepentirse".
 ________________________________________________________________
Espero que os haya gustado. Recordad que yendo abajo tenéis el gadget de seguidores para seguirnos en nuestro blog Mundo Literario (arriba tenéis la suscripción por correo electrónico) y que próximamente Melani (la otra administradora del blog) también publicará algo. ¡Hasta la próxima! Os quiero. ¡UN BESO ENORME!
Beatris

No hay comentarios:

Publicar un comentario