Síguenos por correo electrónico

30 de junio de 2017

El bibliocausto nazi (Beatris)

¡Hola a todos! Yo soy Beatris y en esta ocasión os traigo una entrada hablando sobre el famoso bibliocausto nazi acontecido durante la Segunda Guerra Mundial. Quería dejar a un lado las reseñas y hacer un post diferente y dinámico, y esto fue lo que se me ocurrió. Espero que os guste y os parezca interesante. Os dejo con la entrada.
VISITAD MI PERFIL EN GOODREADS: Beatris (MUNDO LITERARIO)
INSTAGRAM: @beatris_mora2
AMINO (¡EN LA COMUNIDAD LIBROS AMINO!): @beatris_mora2
PÁGINA DE FACEBOOK: Melani Beatris Mora
PINTEREST: @beatris_mora2
"Ahí donde se queman libros también se terminan quemando personas", Heinrich Heine 
1. ¿Qué es el nazismo?
Ese es el primer punto clave por el que tenemos que empezar. El nazismo es una doctrina de carácter racista y nacionalista creada por Adolf Hitler (1889-1945) un político alemán que defendía la superioridad del pueblo alemán por encima de cualquier otra nación. Esta ideología estuvo latente durante el tercer Reich alemán, con un régimen político que terminó por provocar la Segunda Guerra Mundial. 
"Los libros que el mundo llama inmorales son los que muestran su propia vergüenza", Oscar Wilde
2. Libros quemados.
El día 10 de mayo del año 1933, Joseph Goebbels (Ministro de Ilustración Pública y Propaganda) junto a Adolf Hitler, proclamaron la primera quema de libros en Alemania, el primer bibliocausto nazi. Puesto que el nazismo luchaba principalmente por erradicar a los judíos, ¿qué mejor que acabar totalmente con su cultura? Buscaban la desaparición de la raza, pero también de su cultura de modo que no quedara ningún vestigio del pueblo judío. Reunieron y quemaron aquellos libros escritos por comunistas, pacifistas, sociales democrátas, marxistas, opositores al régimen y, por supuesto, los no alemanes. 
"El libro es fuerza, es valor, es fuerza, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor", Rubén Darío. 
3. ¿Por qué libros?
Los elegidos para quemarse fueron los libros, los quemaron incluso antes que a las personas. ¿Por qué libros? ¿Por qué son tan importantes?
Busqué esta misma pregunta por Internet, hice varias búsquedas preguntando cuál es la importancia del libro, por qué son tan necesarios y no encontré absolutamente nada. 
Los libros son uno de los bienes más antiguos que poseemos. En cierta medida, actúan como fotos. En ellos se guarda la ideología, creencias, pensamientos, corrientes y modos de vida de los humanos a lo largo de la historia. Actúan como crítica social, de forma directa o indirecta. La frase que he puesto arriba me parece que describe muy bien la naturaleza del libro. <<Es fuerza>>: claro que son fuerza. Si los libros no fueran importantes no se hubieran quemado tantos en la historia. Un libro es un conjunto de páginas unidas, con tinta formando letras que a su vez se unen en un vocablo propio según el idioma en el que se quiera transmitir la información. Dentro de ahí se desarrollan todo tipo de ideas, historias y personajes que guardan, casi siempre, un vínculo con la realidad que sirve como puente hacia el lector para poder transmitirle conocimientos y un mensaje concreto. <<Es valor>>: los autores clásicos a los que tanto se admira reunían todo el valor que tenían para hacer una crítica social, arriesgándose a los castigos que podían imponer grandes autoridades como puede ser la Inquisición. <<Es alimento>>: los libros son los únicos instrumentos capaces de sobrevivir al tiempo. <<Antorcha del pensamiento>>: sin libros, no conoceríamos al ser humano de la antigüedad y qué nos ha llevado a ser como somos. <<Manantial del amor>>: un libro puede despertarte amor por muchas cosas, juega con tu mente sin que apenas te des cuenta.
"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos." -Ray Bradbury
4. No quemamos libros, no les prestamos tanta atención. Ahora los olvidamos. 
Esta frase de Ray Bradbury está totalmente acorde con nuestra actualidad. Ahora no quemamos libros, no les prestamos tanta atención. Voy a hablar al menos del sitio en el que vivo. Cuando voy a la biblioteca, apenas encuentro gente entre las estanterías husmeando por algún nuevo libro que leer. La mayoría de la gente que ocupa el establecimiento son estudiantes y algunos niños que quieren leer un cuento. Nadie va a las librerías a por libros. Las librerías se sustentan principalmente por los libros de texto, el material escolar y demás artículos de papelería que venden. Solo hay unas pocas personas que van a comprar libros, e incluso muchos de los libreros parecen tener un interés mínimo hacia la literatura. 
Pocas personas que haya conocido son lectores/as. No leemos libros y nos basamos en un sistema educativo y social que pretende que no pensemos. Quizá por eso tenemos tantos problemas. 
De pronto de poco la literatura ni siquiera podrá ser considerada un peligro, se olvidará por completo. 

Espero que os haya gustado. Recordad que yendo abajo tenéis el gadget de seguidores para seguirnos en nuestro blog Mundo Literario (arriba tenéis la suscripción por correo electrónico) y que próximamente Melani (la otra administradora del blog) también publicará algo. ¡Hasta la próxima! Os quiero. ¡UN BESO ENORME!
Beatris

No hay comentarios:

Publicar un comentario