Síguenos por correo electrónico

13 de septiembre de 2015

Adivina el libro - 8 (Beatris)

¡Hola a todos! Yo soy Beatris y en esta ocasión os traigo otra entrega de la sección Adivina el libro. Por si no sabéis en qué consisten esta clase de entradas son una serie de publicaciones en las cuales pongo 5 citas de libros y vosotros en los comentarios tenéis que intentar adivinar a que libro pertenece cada cita. La próxima semana subiré las soluciones de esta versión de Adivina el libro. Os dejo con la entrada de hoy.
VISITAD MI PERFIL EN GOODREADS: Beatris (MUNDO LITERARIO)
ANTERIOR ADIVINA EL LIBRO EN EL BLOG (BEATRIS): Adivina el libro - 7 (Beatris)
ANTERIOR ADIVINA EL LIBRO EN EL BLOG (MELANI): Adivina el libro #1 (Melani)
1-. -Las historias han cambiado, mi querido muchacho -dice el hombre del traje gris, con un tono de voz imperceptiblemente triste-. Ya no hay batallas que enfrenten al bien y al mal, ni monstruos a los que matar, ni doncellas a las que rescatar. Por lo que yo sé, la mayoría de las doncellas son perfectamente capaces de rescatarse a sí mismas o, por lo menos, lo son las que valen algo. Ya no existen los cuentos sencillos acerca de búsquedas y bestias, los cuentos con final feliz. Las búquedas ya no terminan en un objetivo claro, ni tampoco el camino a seguir lo tiene. Las bestias adoptan distinantas formas y ya no es fácil reconocerlas como tales. Y, en realidad, los finales no existen, ni felices ni de cualquier otra clase. Las cosas se prolongan, se superponen y se vuelven borrosas: tu historia es parte de la historia de tu hermana, que es parte de otras muchas historias, y no hay forma de saber adónde nos conduce ninguna de ellas. El bien y el mal son ahora bastante más complicadaos: ya no es cuestión de una princesa y un dragón, o de un lobo y una niña vestida de rojo. Y. . . ¿acaso no es el dragón el protagonista de su propia historia? ¿Acaso no se comporta el lobo como se le presupone? Aunque tal vez sólo haya un lobo que llegue al extremo de disfrazarse de abuelita para jugar con su presa.


 

2-. Yo no creo que la guerra solo sea cosa de grandes hombres, gobernantes y capitalistas. ¡Nada de eso! Al hombre pequeño también le gusta; si no, los pueblos ya se habrían levantado contra ella. Es que hay en el hombre un afán de destruir, un afán de matar, de asesinar y ser una fiera, mientras todea la humanidad, sin excepción, no haya sufrido una metamorfosis,, la guerra seguirá haciendo estragos, y todo lo que se ha construido, cultivado y desarrollado hasta ahora quedará truncado y destruido, para luego volver a empezar.


 

3-. Harry miró de soslayo a sus compañeros. A su izquierda tenía a Ernie Macmillan, que contemplaba su aro con tanta concentración que se estaba poniendo colorado; parecía querer poner un huevo del tamaño de una quaffle. Harry contuvo la risa y se apresuró a mirar de nuevo el espacio limitado por su propio aro.


 

4-. -No, tú no lo habrías hecho, pero no todos podemos ser tan increíbles como tú.


 

5-. No sé si Kitty se acordará de haber comido estas bolas de arroz, pero espero que su corazón si se acuerde.


 

_______________________________________________________________
Espero que os haya gustado. Recordad que yendo abajo tenéis el gadget de seguidores para seguirnos en nuestro blog Mundo Literario (arriba tenéis la suscripción por correo electrónico) y que próximamente Melani (la otra administradora del blog) también publicará algo. ¡Hasta la próxima! Os quiero. ¡UN BESO ENORME!
Beatris


No hay comentarios:

Publicar un comentario